Lee este post en inglés y alemán .

Bitcoin será moneda de curso legal en El Salvador. El pasado 9 de junio la Asamblea Legislativa del país centroamericano aprobó con 62 de 84 votos la propuesta de ley en la que Bitcoin se une al dólar americano como una nueva moneda de curso legal. Esta ley entrará en vigor en el mes de septiembre y ya se ha convertido en un gran hito histórico para Bitcoin. Veamos un poco más en detalle qué significa esto para el futuro de esta criptomoneda.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, se ha convertido en una celebridad en el mundo cripto (y financiero) tras impulsar esta propuesta ante el Congreso y conseguir su aprobación. A sus 40 años, su nombre ya ha aparecido en periódicos de todo el mundo y en Twitter ya suma 2.7 millones de seguidores. Y no es para menos. Vamos a ver por qué ya se ha ganado un hueco en la historia de Bitcoin.

Evento histórico

Han pasado 13 años desde la publicación del White Paper de Bitcoin en 2008. Desde entonces hemos visto la evolución de sus casos de uso, donde unos ven a Bitcoin como reserva de valor y refugio frente a la inflación, otros como medio de pago y la realidad es que actualmente Bitcoin sirve para los dos propósitos.

Al convertirse en su nueva moneda de curso legal, el caso de uso para El Salvador tiene que ver más con el medio de pago. Esto quiere decir que los salvadoreños que lo deseen podrán pagar sus impuestos en BTC, lo podrán utilizar como referencia en el precio de productos y servicios y no tendrán que pagar por las ganancias que se obtengan en operaciones con Bitcoin.

¿Cómo afecta esto en el día a día de los ciudadanos de El Salvador? Pues muy fácil, podrán ir a cualquier tienda y ver el precio de, por ejemplo, unas zapatillas en BTC y pagar con BTC o con dólares.

Actualmente podemos realizar compras por todo el mundo con tarjetas asociadas a activos digitales, como nuestra Bitpanda Card, con la que puedes vender el activo de tu elección por el valor del artículo en euros, por ejemplo. Cuando un salvadoreño utilice Bitcoin para comprar, no estará vendiendo su inversión, simplemente estará pagando con BTC.

El reto de la digitalización

El mayor reto al que se enfrenta Nayib, y por el cual muchos aún consideran un experimento la nueva ley, es que cerca del 70% de los salvadoreños no tienen cuenta bancaria. Hasta ahora, para poder pagar con una tarjeta bancaria, también se necesitaba tener una cuenta abierta en un banco. ¿Cómo va a adoptar una criptodivisa un país en el que la inmensa mayoría sigue pagando con dinero en efectivo?

La respuesta puede estar en la propia pregunta. Las criptomonedas no requieren una cuenta bancaria, solo un monedero (wallet) digital que puede utilizarse, por ejemplo, desde cualquier smartphone actual. Por esta razón, el Gobierno de Nayib ha lanzado la app Chivo, la cual incluye un monedero con el que es posible realizar transacciones con BTC y el intercambio de BTC/Dólares, y sin comisiones. Para incentivar el uso de la app del Gobierno, los ciudadanos de El Salvador recibirán 30 $ de valor en BTC totalmente gratis. Además, Nayib aclaró que no será obligatorio utilizar la app Chivo, cualquier wallet es bienvenida, simplemente quieren facilitar el acceso a Bitcoin desde el Gobierno. Además, el ejecutivo explicó que no solo quieren enseñar a sus ciudadanos a usar Bitcoin, sino que también tienen intención de apoyar a, por ejemplo, pequeños comercios que no dispongan de los equipos tecnológicos necesarios. Solo el tiempo dirá si se cumplen estas promesas.

Efecto dominó

Paraguay, Panamá y Argentina también están explorando vías para que Bitcoin sea considerado una moneda reconocida por el estado. La fuerte inflación que están viviendo países de Latinoamérica está provocando que sus dirigentes busquen maneras de mantener el poder adquisitivo de sus ciudadanos. Y las criptodivisas, y Bitcoin en particular, podrían ser la respuesta.

La otra cara de la moneda

Mientras vemos que varios países de Latinoamérica se acercan a Bitcoin, que recordemos no tiene autoridad central y es de código abierto, otros se dedican a ponerle trabas. China, por ejemplo, lleva años mostrando su aversión a Bitcoin: desde la prohibición de ofrecer servicios relacionados con las criptomonedas hasta impedir la minería dentro de su territorio. ¿Por qué? En lugar de Bitcoin, China quiere promover su propia CBDC (Central Bank Digital Currency): el Yuan digital. Y aunque no apunte directamente a Bitcoin, el Banco Central Europeo también se está pronunciando cada vez más sobre sus planes de lanzar el Euro digital. Las “stablecoins” (monedas estables que no fluctúan), con proyectos como Diem, también tendrán un papel importante y podrían competir por usuarios junto con Bitcoin, las CBDC y, quién sabe si también, el propio dinero en efectivo.

¿Podría un país europeo adoptar Bitcoin al igual que El Salvador?

Actualmente no hay una norma clara que sirva de referencia. Cada país miembro está legislando según su propio criterio y esto lleva en muchos casos a confusión. De hecho, dependiendo del país en el que tengas obligaciones fiscales, habrá que pagar distintas comisiones al obtener ganancias en la compraventa de criptomonedas, ya que actualmente tributan como un activo financiero, como si fueran acciones, por ejemplo.

Para unificar estas posturas, MiCA (Markets in Crypto-assets) es la respuesta que se propone desde la Unión Europea para regular y acercar criterios. Se espera que el documento MiCA esté listo para 2024.

Como podemos ver, aún estamos en las primeras fases de adopción de las criptomonedas, incluso de la más importante del mercado como es Bitcoin. El Salvador será el primer ejemplo de caso real que nos indique cómo funciona una criptomoneda descentralizada como moneda de curso legal. ¿Qué país será el siguiente en promover una Ley Bitcoin?

Si quieres aprender más sobre Bitcoin, pásate por nuestra Bitpanda Academy.