Lee este post en alemán, francés o inglés.

Hoy en día, la gente tiene cada vez más opciones de inversión, incluyendo recientes innovaciones como Bitcoin y otras criptomonedas. Pero hay un tipo de activos que ha resistido la prueba del tiempo: los metales preciosos. He aquí por qué lo que puede parecer un producto anticuado de vieja escuela sigue siendo muy interesante desde el punto de vista de un joven inversor nativo digital.

Una breve historia del oro y la plata

Los incas se referían al oro y la plata como "sudor del sol" y "lágrimas de la luna". En la antigua mitología griega, el oro representaba la gloria de los inmortales. E incluso figuras históricas como Sir Isaac Newton creían en la seudociencia desacreditada hace mucho tiempo de la "alquimia", cuyo objetivo era convertir los metales básicos en oro. La historia del oro como dinero se remonta a alrededor del 550 a. C. y las monedas fiat emitidas por el gobierno, como el dólar estadounidense, solían estar directamente vinculadas con el oro en un sistema monetario conocido como patrón oro. Y no olvidemos las estatuas de los premios de la Academia, el trofeo de la Copa del Mundo o las medallas por el primer lugar en las Olimpiadas. Todo brillante, hermoso, oro macizo.

En enero de 2019 la compra de oro por parte de los bancos centrales alcanzó su máximo de los últimos 50 años, principalmente porque países como Rusia están cambiando sus reservas de dólar estadounidense por oro.

Hoy en día el consumo mundial de oro nuevo producido es de alrededor del 50 % en joyería, el 40 % en inversiones y el 10 % en la industria. Con 440 toneladas por año, China es el país que más oro produce del mundo. En enero de 2019 la compra de oro por parte de los bancos centrales alcanzó su máximo de los últimos 50 años, principalmente porque países como Rusia están cambiando sus reservas de dólar estadounidense por oro.

La plata, por otro lado, sigue siendo el segundo metal precioso más popular justo por detrás del oro. También se usa para joyería, como un activo de inversión y como recurso industrial. Muchos inversores aprecian la plata como inversión, ya que tiende a ser más volátil que el oro debido a su menor volumen de trading.

Inversión a prueba de inflación y diversificación de la cartera

Los analistas sostienen desde hace tiempo que el oro actúa como una cobertura contra la inflación y protege a los inversores contra la volatilidad e imprevisibilidad del mercado. Una regla general es tener del 5 % al 10 % de exposición al oro en la cartera.

Para los inversores más jóvenes con mayor tolerancia al riesgo y expectativas de mayor rendimiento, el oro podría parecer una inversión conservadora. Pero puede complementar y mejorar la cartera general de un inversor al equilibrar los activos orientados a la tecnología con un producto básico que ha superado la prueba del tiempo.

El oro es tanto un creador de riqueza como un conservador de riqueza. Como jóvenes inversores, hay que mantener la vista puesta en la línea de meta, probablemente varias décadas en el futuro. Dado que hoy en día la gente vive y trabaja más tiempo, las estrategias de inversión a largo plazo que incluyen la estabilización de las clases de activos son cruciales.

¿Por qué digitalizar el oro y la plata?

Poseer oro y plata físicos siempre ha sido deseable para muchos. Hay algo tangible en ello. Su cualidad física significa que puedes verlo, sentirlo, pesarlo y admirar su belleza. Desde un becerro de oro, un vellocino de oro y coronas de oro hasta calles pavimentadas con oro, este metal ha constituido un elemento fundamental de nuestra historia humana colectiva y sus imágenes se han filtrado incluso en nuestro lenguaje (por ejemplo, "tan bueno como el oro", "vale su peso en oro", etc.). En una palabra, el oro es atemporal.

Bitpanda Metals ofrece lo mejor de ambos mundos: Compras y posees oro o plata físicos digitalizados. Pero puedes intercambiarlo con la misma comodidad y experiencia de usuario a la que estás acostumbrado con otros activos digitales en nuestra plataforma.

Pero poseer oro o plata físicos tiene sus desventajas. Tienes que visitar a un trader de oro o, al menos, encargar monedas físicas o lingotes de oro en su establecimiento. Entonces tienes que ocuparte de la seguridad por tu cuenta, y guardarlo en casa. Por si alguien entra y lo roba, necesitas un seguro adecuado y también una caja fuerte especial para poder cubrirlo. Una alternativa es guardarlo en una caja de seguridad en el banco o en un trader de oro, lo que significa que hay que desplazarse hasta allí y pagar unas comisiones relativamente altas por él.

Entra en Bitpanda Metals. Ofrecemos lo mejor de ambos mundos: Compras y posees oro o plata físicos digitalizados. Pero puedes intercambiarlo con la misma comodidad y experiencia de usuario a la que estás acostumbrado con otros activos digitales en nuestra plataforma. Nos encargamos de toda la seguridad y de que pagues comisiones de almacenamiento muy bajas. Almacenamos los metales preciosos en Suiza, en una cámara acorazada, y están 100 % asegurados.

Empieza a diversificar tu cartera con Bitpanda Metals ahora.