Lee este post en alemán, francés, inglés, italiano, polaco o turco.

Se ha escrito mucho sobre las limitaciones de Bitcoin y su capacidad de scripting, sobre todo en comparación con la red Ethereum. Tanto Bitcoin como Ethereum se basan en la criptografía y la tecnología de registro distribuido. Sin embargo, hasta ahora, la utilidad de Bitcoin se limitaba a ser una reserva de valor y una red de pagos descentralizada. Descubre por qué Taproot podría cambiar esto.

Desde sus inicios, una de las principales limitaciones de Bitcoin ha sido su falta de flexibilidad para los contratos inteligentes, razón por la que Ethereum y otros proyectos similares son las blockchains predilectas para ejecutar contratos inteligentes. Actualmente, cientos de proyectos como los NFT, las DApps y las empresas en el Espacio DeFi funcionan con Ethereum, Cardano y otros. ¿Por qué sucede esto?

Una red sencilla

En el white paper de Bitcoin, Satoshi Nakamoto afirma que están creando una red que "es robusta gracias a su simplicidad no estructurada". De ahí que Bitcoin se haya desarrollado como una blockchain de Turing incompleta, es decir, que no puede realizar todas las operaciones que cualquier otro ordenador haría. En cambio, una máquina de "Turing completa" es universalmente programable. Y este es el caso de Ethereum.

Sin embargo, la próxima actualización de Bitcoin, llamada Taproot, está destinada a dar un impulso significativo al diseño original. Su implantación está prevista para noviembre de 2021, a través de un soft fork, y se considera la más importante desde 2017. Taproot ya ha sido aprobada por mineros de todo el mundo, tras el consenso general sobre BIP 343 (Propuesta de Mejora de Bitcoin), ya que se propone ampliar la utilidad de la red Bitcoin y sentar las bases para futuras funciones, como los contratos inteligentes.

Más allá de SegWit

La última gran actualización de Bitcoin, SegWit, tuvo lugar en 2017. Algunos todavía recordarán la gran división que generó en la comunidad de Bitcoin. En resumen, SegWit reduce el peso de las transacciones en un bloque de la blockchain al segregar una transacción en dos secciones. Esta actualización también dio lugar a la creación de Bitcoin Cash, que fue apoyada por opositores de SegWit en forma de un hard fork e implementó un aumento del tamaño de los bloques.

Por el contrario, la BIP de Taproot ha sido un camino de rosas, ya que el 12 de junio de este año se logró el consenso sobre la actualización Taproot de Bitcoin, prevista para noviembre de 2021. Taproot será la actualización más importante de Bitcoin desde 2017 y hay planes de añadir varias funciones a Bitcoin.

Reducir el tamaño de las transacciones y aumentar la eficiencia

¿Qué significa “Taproot”? En el mundo de los vegetales, una taproot (raíz primaria) es un tipo de raíz larga que surge de la raíz principal y que crece directamente hacia abajo. La zanahoria o el diente de león son ejemplos de plantas con raíz primaria. Las raíces laterales surgen de la propia raíz primaria.

La propuesta nació de los desarrolladores de Bitcoin Gregory Maxwell, Andrew Poelstra y Pieter Wuille en 2018. Dicho de forma sencilla: Bitcoin tiene un sistema de scripts con la capacidad de especificar todo tipo de condiciones en las que se pueden gastar las monedas.

Entre las muchas posibles, por ejemplo, la de que haya una clave pública que representa una dirección y de que el receptor firme la transacción con la clave privada correspondiente para poder gastar las monedas. En la actualidad, todas las condiciones se almacenan, revelan y validan en la blockchain, aunque tan solo una importa: cuándo se gastan las monedas.

Al introducir Taproot, todas estas condiciones se empaquetan en un árbol hash (árbol de Merkle) basado en el principio MAST (“Merklized Abstract Syntax Tree”). De esta manera, solo es necesario revelar una condición. El árbol hash agrupa muchos hashes en la "raíz", lo cual disminuye el tamaño de la transacción: “una vía central ancha con alternativas pequeñas”, según Maxwell.

Agregación de claves con firmas Schnorr

Taproot también se propone cambiar las funciones de las claves múltiples para las transacciones que son firmadas por varios remitentes. Cuando se creó Bitcoin como un sistema abierto y sin permisos, se eligió el ECDSA (Algoritmo de Firma Digital de Curva Elíptica) como esquema de firma de seguridad debido a sus propiedades, como la ligereza, la seguridad y por ser de código abierto.

Ahora, la actualización Taproot planea reemplazar ECDSA por las firmas Schnorr, que tienen la ventaja de ser completamente seguras y no maleables.

Las firmas Schnorr también permiten la agregación de claves para varias partes que quieran producir una firma conjunta, mientras que la transacción multisig sigue viéndose exactamente igual a una transacción normal.

¿Qué ocurre al utilizar firmas Schnorr? Incluso las transacciones multisig de gran tamaño —en las que, por ejemplo, se requiere la firma de 36 de 71 participantes— pasan a ser tan pequeñas como las transacciones ordinarias, pues se incluye una “firma maestra” en una transacción transmitida por la red, lo que mejora la privacidad de las transacciones y reduce el almacenamiento y el ancho de banda. Esto ofrece un gran espacio para más transacciones en una blockchain a un menor coste.

Allanar el camino para los contratos inteligentes

Aunque la ejecución de contratos inteligentes en la capa de protocolo central de Bitcoin seguiría exigiendo muchos recursos, tiempo y trabajo para lograr su funcionamiento real, las firmas Schnorr son un requisito esencial para ampliar la red Bitcoin e impulsar su adición a la Lightning Network.

Taproot permitirá vincular una clave a un hash de datos, como por ejemplo marcas de tiempo, en una transacción ordinaria con un alto nivel de privacidad, a la vez que mejorará la tecnología de Bitcoin con el fin de sentar las bases para futuras funciones de contratos inteligentes. Eso tardará un tiempo en llegar, pero mientras tanto, el gasto cooperativo privado y flexible está en camino.

Compra Bitcoin ahora