Lee este post en alemán, francés, inglés, turco, polaco e italiano.

Muchas grandes empresas (como PayPal y Twitch) ya aceptan pagos en Bitcoin. Hace poco, Tesla dijo que aceptaría Bitcoin para adquirir sus vehículos y luego se echó para atrás. En este artículo, intentaremos averiguar si pagar con Bitcoin tiene sentido y si vale la pena.

¿Qué es Bitcoin?

Bitcoin es la primera y mayor criptomoneda en términos de capitalización de mercado. Se trata de un registro distribuido que utiliza la blockchain para permitir transacciones entre pares, es decir, el envío y la recepción de Bitcoin. La red se mantiene activa gracias a los nodos de Bitcoin (como por ejemplo, los mineros). Estos nodos son ordenadores esparcidos por todo el mundo que validan las transacciones de forma descentralizada e inmutable. La criptomoneda, que utiliza el algoritmo de consenso Proof of Work, ha sido objeto de críticas recientemente. Elon Musk, consejero delegado de Tesla también habló sobre el consumo energético de Bitcoin. Por otro lado, muchos defensores de Bitcoin, como Jack Dorsey (CEO de Twitter), piensan que Bitcoin podría tener un papel relevante en el impulso de las energías renovables.

¿Es Bitcoin una moneda? ¿Es oro digital? ¿O ambas cosas?

Uno de los aspectos más interesantes de Bitcoin es que representa dos cosas al mismo tiempo. Por un lado, es una red de pagos descentralizada: algo así como PayPal o Visa, pero sin empresas, ejecutivos ni oficinas detrás. Por otro lado, muchas de sus características se asemejan a las del oro, por lo que también cumple todos los requisitos de un activo que actúa como reserva de valor. Otro aspecto es que la blockchain de Bitcoin puede actuar como un registro inmutable de información, elemento que ya es uno de los aspectos clave de otras criptomonedas como Ethereum y que puede convertirse en un tema más importante para Bitcoin en el futuro.

Ventajas de pagar con Bitcoin:

+       Transacciones descentralizadas: Ningún banco ni autoridad centralizada tiene poder sobre la red Bitcoin, lo cual otorga una gran autonomía al usuario que envía y recibe Bitcoin. Esto, combinado con la inmutabilidad de las transacciones, elimina la dependencia de terceros para las finanzas.

+       No importa dónde estés: Bitcoin puede servir como sistema financiero alternativo para personas de regiones remotas y desbancarizadas de todo el mundo, independientemente de dónde se encuentren. Lo único que necesitas es una conexión a Internet y un dispositivo como un smartphone o un ordenador personal, por ejemplo.

+       Transacciones internacionales más eficientes: Las transacciones con Bitcoin son relativamente baratas en comparación con las transferencias internacionales tradicionales. Además, las transacciones tienden a ejecutarse de forma más rápida, sea cual sea la hora del día. Y, por si eso fuera poco, las transacciones con Bitcoin no requieren aprobaciones de intermediarios ni tiempos de espera, a diferencia de las transferencias convencionales.

Desventajas de pagar con Bitcoin:

-       La incertidumbre de la volatilidad: El mercado de las criptomonedas es conocido por su gran volatilidad, lo que significa que el precio del Bitcoin puede subir y bajar notablemente en un corto período de tiempo. Esto puede ser un problema, ya que, hasta el momento de recibir tu transacción de Bitcoin, el precio relativo del dólar o del euro podría haber bajado (o subido).

-       Sin opción de recuperar contraseñas: Los bitcoins se almacenan en la blockchain de Bitcoin bajo lo que se conoce como "direcciones Bitcoin". Para poder utilizar los bitcoins de una dirección, se debe tener la clave pública y privada (contraseñas, para entendernos) de esa dirección. Dichas claves suelen almacenarse en un monedero o billetera, que puede ser desde un trozo de papel hasta un sofisticado hardware. En caso de perder la clave privada, o de no poder acceder a ella, perderemos también todos los bitcoins asociados a esa dirección: las claves privadas no se pueden recuperar.

-       Las transacciones de Bitcoin son irreversibles: Si, por error, envías tus bitcoins a la dirección equivocada y el destinatario no está dispuesto a devolver la transacción, no existe ninguna forma de poder reclamar lo que es tuyo.

Antes de pagar con Bitcoin

¿Estás pensando en pagar tu próximo café con Bitcoin? Lo básico, antes de pagar con Bitcoin, es conocer y ser consciente de los aspectos positivos y negativos que tienen estas transacciones. Al pagar cualquier servicio o artículo (o lo que sea) con Bitcoin, básicamente estás canjeando tu inversión (haciendo una permuta de Bitcoin por euros, por ejemplo). Esto puede significar que, en función de tu país de residencia y de la legislación fiscal aplicable, podrías tener que tributar por tus pagos con Bitcoin.

Conclusión

En resumen, Bitcoin ya ha cambiado, y sigue cambiando, la forma de ver las finanzas y el dinero. Gracias a la blockchain de Bitcoin, la red ha demostrado el poder y la utilidad de las finanzas descentralizadas. Con el aumento y la diversificación de su uso, Bitcoin tiene el potencial de convertirse en un intercambio de valor universalmente aceptado, más allá de un almacén de valor especulativo.

Bitpanda Card

Si quieres combinar lo mejor de ambos mundos, la Bitpanda Card es tu solución ideal. Con nuestra tarjeta de débito Visa, puedes realizar pagos con tus inversiones, como Bitcoin, igual que si fuera efectivo y en cualquier parte del mundo. ¿Te interesa? Pues infórmate más sobre la Bitpanda Card.

¿Listo para pagar con tu Bitcoin como dinero en efectivo? ¡Descubre la Bitpanda Card!