Lee este post en alemán, francés, inglés, italiano, polaco o turco.

NFT son las siglas de Non-Fungible Token (Token No Fungible). Estos tokens utilizan la blockchain de Ethereum para almacenar datos y se usan como una especie de certificación. El concepto "no fungible" de los NFT hace referencia al tipo de bienes digitales para los que se utilizan estos certificados. Se trata de productos y activos únicos que no pueden ser sustituidos ni intercambiados. Aquí es donde el arte entra en juego.

Debido a las características que acabamos de comentar, en los últimos meses los NFT se han ido volviendo cada vez más populares para el trading de arte digital. Los tokens basados en blockchain permiten identificar y verificar al propietario de los derechos de autor en un registro público. Los NFT son únicos, no se pueden intercambiar por otros tokens y no se pueden manipular. Así que, en resumen, los NFT son una nueva forma de demostrar la propiedad del activo y de los correspondientes derechos de autor.

Pero, ¿a qué se debe este revuelo? Los NFT existen desde hace más de dos años y no han dejado de ganar terreno. Esto se debe a que un coleccionista de arte ha vendido su NFT de un videoclip de diez segundos por 6,6 millones de dólares. Lo había comprado en octubre de 2020 por 67 000 dólares.

¿Por qué alguien pagaría tanto dinero por una obra de arte que se puede ver gratis en Internet? Es lo mismo que con el arte físico, que se puede ver en los museos, pero que no se posee y no se tiene derecho a reproducir. Por lo tanto, la clave de los NFT radica en la propiedad y los derechos de autor de una obra de arte. Además, el robo de contenidos protegidos por derechos de autor siempre ha sido un problema en Internet y los NFT son una forma de favorecer la transparencia.

El elevado importe de la venta del videoclip del artista digital Beeple ha provocado frenesí y un mayor interés por invertir en arte digital. Otra venta destacada en formato NFT es Nyan Cat. El meme fue subastado por casi 600 000 dólares en febrero. Como ya hemos dicho, las artes visuales no son el único activo con el que realizar trading mediante un NFT. En realidad, cualquier tipo de contenido puede venderse mediante un token. El fundador de Twitter, Jack Dorsey, está subastando su primer tuit, y el grupo de rock Kings Of Leon está vendiendo ediciones especiales de su nuevo álbum mediante NFT.

Pero no te preocupes, no necesitas millones ni cientos de dólares para empezar a realizar trading de NFT. Los NFT suelen estar a la venta en mercados como Super Rare, Nifty Gateway o, si buscas recuerdos digitales de baloncesto, NBA Top Shot. Por lo general, las transacciones se realizan con la moneda Ether.

Incluso si aún no te has decidido a realizar trading con activos digitales como estos, queda muy claro lo versátiles que pueden ser los NFT. Por el momento hay muchos artistas nuevos que venden en formato NFT para darse a conocer y muchos traders intentan obtener grandes beneficios revendiendo sus tokens. Lo que está claro es que la tecnología ha llegado para quedarse, y que los NFT son, sin lugar a dudas, un espacio al que prestar atención.